jueves, 6 de noviembre de 2014

Beato Papa Pablo VI : Intercesor por la vida en la Tierra y en el Cielo

Gracias a Liliana Cote de Bejarano (médico en Santa Ana FertilityCare Center) por su traducción de mi artículo sobre Beata Papa Pablo VI. El artículo original apareció en Aleteia.


La Iglesia canoniza a un Papa, no un papado, como dice el refrán, pero a veces es difícil distinguir al hombre del cargo que ocupa. La canonización del Papa Juan XXIII hace siete meses, dio una declaración pública de la validez y el valor del Concilio Vaticano II, con la que el Papa Juan XXIII fue tan fuertemente identificado. Y cuando el papa Francisco beatifico al Papa Pablo VI el domingo 19 de Octubre, fue como si el actual Papa pusiera en descanso todas las dudas sobre si Iglesia se mantiene fiel a la encíclica  más controvertida del Papa Pablo VI, Humanae Vitae, que afirmó la postura de la Iglesia contra el control artificial de la natalidad.

El momento de la canonización no podría haber sido más potente. El Sínodo Extraordinario de la Familia, que se celebró del 5 octubre hasta 19 octubre en Roma, nos trajo imágenes de cardenales elevando sus voces, desafiando las opiniones de los demás e intensamente debatiendo cuestiones que a muchos de nosotros no nos parece debatibles —la oposición doctrinal de la Iglesia a los actos homosexuales, las relaciones sexuales fuera del matrimonio, el divorcio y el nuevo matrimonio fuera de la Iglesia. En su discurso de clausura el 18 de octubre, el papa Francisco felicitó a los obispos por decir lo que piensan y criticó a ambos "tradicionalistas" por su "inflexibilidad hostil" y a los "progresistas" por su "misericordia engañosa". A la luz de las llamadas para del pontífice para recoger un lado en los debates, señaló lo que vio como fallas en ambos lados por igual.

Pero la beatificación del Papa Pablo VI, que tuvo lugar en la misa de clausura del Sínodo el 19 de octubre, mostró la unidad y el respeto puro por un hombre marcado como tradicionalista y progresiva —un tradicionalista de sus proclamaciones sobre control de la natalidad y un progresista por su apoyo de la Misa en la lengua vernácula.

"Pocas personas entienden cómo exhaustivamente el vio las cosas", señaló el Diácono Scott Dodge de la Catedral de la Magdalena. En la beatificación del Papa Pablo VI, Francisco alabó las virtudes heroicas de su predecesor en "mantener rápidamente con visión al futuro y la sabiduría —y, a veces solo el timón de la barca de San Pedro" Si la beatificación no significó nada acerca de los planes de Francisco 'para el futuro', señaló la intención de mantener el rumbo, y no cambiar lo que no se puede cambiar.

Del mismo modo, el informe final del Sínodo mencionó la necesidad de una recepción positiva de la encíclica del Papa Pablo VI, Humanae Vitae, una recepción que pocos católicos han estado dispuestos a darle. Un hombre que estaba adelante en este sentido es el Dr. Thomas Hilgers, que ha basado toda su carrera médica en responder a la llamada de la Humanae Vitae.

Mientras que estaba en el último año de la escuela de medicina, el Dr. Hilgers leyó la encíclica y llego a ser  "convertido de forma instantánea", como él me explicó en una videoconferencia desde Roma, donde participó en la ceremonia de beatificación.

A la muerte del Papa Pablo VI en 1978, el Dr. Hilgers se comprometió a crear un instituto que llevara el nombre del papa —el Instituto Pablo VI para el Estudio de la Reproducción Humana. En 1985, el Dr. Hilgers puso los cimientos del instituto. Este año, el fue invitado por el Vaticano para leer las oraciones de los fieles en Inglés para una audiencia de más de 300.000 asistentes a la histórica ocasión de la beatificación del Papa Pablo VI.

Lo que más impactó al Dr. Hilgers acerca de la Humanae Vitae fue el llamado a la acción a los profesionales médicos y a los hombres de ciencia, para fomentar el desarrollo de métodos modernos de planificación familiar natural. Dr. Hilgers llegó a crear el Modelo Creighton Fertility Care System, que combina la planificación familiar con diagnóstico fiable de los trastornos reproductivos, y NaPro Tecnología, que ofrece soluciones médicas morales a esos trastornos.

El dijo que sueña con un día encontrar una cura para la infertilidad basado en estos métodos.

A pesar de haber formado a más de 600 médicos a través de su programa educativo y de haber establecido más de 280 centros de atención de la fertilidad en todo el país, el Dr. Hilgers afirma que educar a los profesionales de salud no es suficiente para crear la revolución de la atención de salud que el anhela. "Esta es una revolución que no se produce a causa de los médicos, pero a pesar de los médicos", me dijo.

"La gente está herida" por las agendas médicas modernas alimentadas por la cultura de la muerte, declaró Hilgers, y la prueba está ampliamente disponible. "Los datos están ahí", explicó, "los datos sociológicos de la destrucción —el aborto, el divorcio, las enfermedades de transmisión sexual".

Según Hilgers, la tendencia de descenso se inició con la llegada de la píldora anticonceptiva. Cuando la profesión médica comenzó a prescribir la píldora anticonceptiva no sólo para la anticoncepción sino también para numerosos trastornos ginecológicos, comenzó el camino de enmascarar los síntomas sin tratamiento de los problemas de fondo, explicó.

"Hemos perdido 36 años de muy buena capacidad de investigación" para curar problemas como el síndrome pre-menstrual, la depresión post-parto, y la infertilidad, se lamentó.

Una gran cantidad de dinero para la investigación ha sido desperdiciado en las tecnologías de la fertilización in vitro, que llevan la una mayor destrucción de embriones comparado con los pocos que son  implantados en el útero de una mujer y todavía no resuelven las causas fundamentales de la infertilidad.

La investigación de Hilgers, por otro lado, se ha dedicado a descubrir y corregir los trastornos reproductivos subyacentes. Al aprender cómo funciona el ciclo de cada mujer, de una manera tan única como una huella digital, Hilgers ha sido capaz de detectar problemas hormonales que pueden ser corregidos.

El desarrollo de la cirugía láser de los órganos reproductivos que deja cicatrices mínimas, ha hecho grandes progresos en los métodos quirúrgicos para superar los problemas de fertilidad. Sin embargo, "hay una enorme cantidad de trabajo que aún queda por hacer", reconoció.

Mucho de este trabajo va a la educación en superar los prejuicios en contra de la planificación familiar natural, que a menudo se ha tomado en la connotación del viejo e ineficaz "método del ritmo". La educación sobre los beneficios de la planificación familiar natural "tiene que empezar con gente muy joven, "dijo Hilgers.

Las diócesis también podrían lanzarse más de lleno en la promoción de la PFN, según Deacon Dodge, quien es un instructor de PNF. La mayoría de las diócesis requieren que las parejas comprometidas tomen un curso de introducción de tres horas en la PFN como parte de la instrucción pre-matrimonial, pero un ciclo completo tiene una duración de varios meses, con el fin de permitir a las parejas analizar los datos de varios ciclos. Algunas diócesis requieren un ciclo completo como parte de la preparación pre-matrimonial, pero otras se enfrentan a una escasez de profesores de PFN, afirmó Deacon Dodge. Por este motivo para trabajar, la mayoría de las diócesis tendrían que capacitar a más maestros, agregó.

La necesidad más urgente, según el Dr. Hilgers, es "desarrollar la riqueza de la Humanae Vitae -. No las palabras de la Humanae Vitae, pero los valores de la Humanae Vitae" En los últimos 40 años, hemos descendido a una "gran profundidad de pobreza espiritual ", dijo. Pero en su práctica, el ha visto pacientes regresar a la Iglesia, ya que están "desbordados por la bondad de esta enseñanza" en temas de la vida.

La beatificación del Papa Pablo VI envía un mensaje a favor de la vida fuerte y hermoso. El milagro necesario para la beatificación fue de hecho un milagro en favor de la vida — la curación de un bebé por nacer en el vientre materno. La intercesión del Papa Pablo VI en ese caso demostró su amor por la vida que se extiende más allá de las fronteras de los cielos. El Papa Pablo VI, dijo entusiasmado el Diácono Dodge, ha demostrado ser un "intercesor poderoso a favor de la vida y en nombre del matrimonio y de la familia." ¡Bendito el Papa Pablo VI, ruega por nosotros!

No hay comentarios:

Publicar un comentario